El 32% de los motociclistas que mueren en accidentes de tránsito son por golpes en la cabeza, cifra que representa alrededor de 2.600 personas, de acuerdo con datos de la Agencia Nacional de Seguridad Vial.

Este dato nos muestra la importancia de utilizar cascos certificados que permitan proteger tanto al conductor como al parrillero; por ello, al momento de visitar una tienda de accesorios para las motos y el motociclista, es importante tener en cuenta que estos cuenten con al menos una de las certificaciones: todos los cascos certificados tienen en la parte trasera el sticker con la norma que cumplen, sin embargo, es importante revisar la calidad del mismo.

Un casco certificado, puede contener una o varias de las siguientes certificaciones:

DOT – Acrónimo de Departamento de Tránsito en inglés, DOT es la norma aprobada por el Gobierno de los Estados Unidos de América (EEUU) y, en los EEUU, el más popular. La norma DOT está dirigida en proteger el cráneo del 90% de los tipos de impacto y favorece a los cascos con características de mayor absorción a los impactos. El favoritismo de DOT hacia los cascos con características de mayor absorción a los impactos se parece estar ligado a estudios recientes que indican que absorber la fuerza de un impacto es más importante que resistir el impacto.

La Fundación conmemorativa Snell, fundada y nombrada en:

La norma Snell M2005 es la “Norma Vieja” y favorece a los cascos con características de mayor resistencia a los impactos. La norma M2010 es la nueva norma y está dirigida más hacia la absorción de impactos; un casco que pasa las pruebas de la norma M2010 muy probablemente también será aprobado por las pruebas DOT y ECE R22-05 (aunque esto no es totalmente seguro)

ECE R22-05 – Desarrollada por la Comisión Económica de las Naciones Unidas para Europa, es la certificación más común a nivel internacional, obligatoria en más de 50 países en el mundo. Al igual que DOT, la norma ECE R22-05 favorece a los cascos con mayor absorción a los impactos. Las pruebas de ECE son las más rigurosas y actuales. En muchas maneras son una combinación de los procedimientos de DOT y de Snell

Además, la norma técnica del Icontec NTC 4533 determinó:

  • El casco debe estar fabricado en material resistente a los golpes.
  • No debe impedir la visión periférica del conductor.
  • Debe cubrir la horma de la cabeza y los oídos hasta a base del cuello.
  • Debe tener un cubrimiento de icopor (para que absorba parte del impacto), el rótulo de la empresa fabricante y una marquilla que aclare que el casco cumple con las normas colombianas para su uso.
  • Las correas deben ir bien sujetas o amarradas.
  • Debe portar un protector para el rostro y barbilla de los conductores y pasajeros y broches rojos que permitan fijarlo a la cabeza.

Recuerda que, sin importar la certificación, tu casco debe estar en excelentes condiciones, y cuando haya recibido daños considerables y/o impactos, es recomendable realizar el cambio del mismo.